En esta oportunidad los invitamos a reflexionar como equipo de trabajo que une a familias y docentes en torno a la fundamental tarea de educar a nuestros niños, niñas y jóvenes.

En este camino es imprescindible hacerles entender, quizá con nuestro ejemplo, que ahora más que nunca necesitamos fortalecer la autonomía; autonomía para administrar el tiempo eficientemente, no solo para cumplir con las obligaciones escolares, sino para establecer y respetar horarios para las actividades diarias, sin olvidar la importancia de los tiempos de descanso, las pausas activas, los tiempos de descanso y los tiempos de recreación, todos los cuales son igualmente importantes.

De tal manera que asumamos el crecimiento académico como un ejercicio personal, puntual y focalizado en los intereses particulares. Sin duda, ello implica destinar un tiempo adicional de estudio, repaso y crecimiento, DIFERENTE al del cumplimiento básico de labores escolares.
En estos momentos hay que ser conscientes del escenario de competitividad global en el que se verán de nuestros estudiantes en sus vidas profesionales y que exige adquirir habilidades y competencias de trabajo en equipo, liderazgo, tecnologías y comunicación, entre otras. Y, desde luego, en ese contexto el manejo de solo dos idiomas no es suficiente por lo que el aprendizaje del inglés y francés es fundamental. En ese sentido los invitamos a aprovechar de manera autónoma todos los espacios formativos que ofrece el colegio para no esperar erróneamente a terminar el grado undécimo para subsanar vacíos que no llenamos a lo largo de los catorce años de educación formal.

Es nuestro objetivo replicar los casos exitosos de alumnos que se han graduado del colegio como estudiantes bilingües o con una formación avanzada como trilingües. Por tanto, los animamos a abandonar excusas y relatos sobre experiencias pasadas que cargan negativamente nuestro gusto por aprender cualquier asignatura, ya sean otros idiomas, matemáticas ciencias, formación deportiva arte, música, danza, o cualquier otra área del conocimiento, ya que TODAS las clases aportan a la formación integral que queremos para los estudiantes de Oakland.

Sin duda, escuchar y seguir instrucciones, la comprensión de lectura, el trabajo en equipo y la autoexigencia nos ayudarán a establecer un estándar de experticia que sirva para subir el nivel al punto que el aprendizaje deje de ser una preocupación y se convierta en fortaleza. Y aunque en el camino pueden aparecer las resistencias a estos procesos de crecimiento, será pues la disciplina y la perseverancia las que nos lleven a puerto seguro.

Esta reflexión, más allá de pretender causar molestias o controversias, es un llamado afectuoso para que sintonicemos nuestro horizonte y expectativas, para que como una comunidad educativa cercana y en comunicación eficiente, seamos coherentes con lo que pedimos y lo que queremos. Sólo así podremos acompañar a nuestros niños, niñas y jóvenes de mejor manera a lo largo de su vida escolar, promoviendo hábitos que florecerán en personas y profesionales felices y exitosos.

De otra parte, les recordamos que, según el cronograma de actividades del año lectivo en curso, el próximo sábado 10 de abril tendremos la reunión de entrega de informes, misma que se llevará a cabo virtualmente a través de entrevista con cada director y directora de grupo, detalle del cual se enviará en otro mensaje.

Muchas gracias por su atención.

www.Oakland.edu.co