El 41 % de las secretarías de educación del país ya adelantan pilotos con este modelo.

Desde que el pasado mes de agosto dieron inicio los primeros pilotos de alternancia en el departamento de Antioquia y algunas comunidades indígenas, cada vez son más los colegios que reciben autorización para dar inicio al regreso a las aulas de manera gradual.

De acuerdo con el Ministerio de Educación, ya son 39 secretarías de educación de las 96 en total que hay en todo el país las que comenzaron a implementar este modelo, que combina la presencialidad con el trabajo en casa y la virtualidad.

Así lo dio a conocer la ministra María Victoria Angulo: “Ya vamos en el 41% que inician estos procesos, contando siempre con todo el consentimiento de los padres y con todos los requerimientos y los recursos necesarios”.

Esto significa que desde el pasado mes de septiembre ya son 14 secretarías de educación más las que han comenzado con las sesiones presenciales, y se espera que en los próximos días sean muchas más las que se sumen.

El Gobierno asegura que todo este proceso se ha podido llevar a cabo siguiendo rigurosamente los protocolos emitidos por el Ministerio de Salud para el regreso a clase, los cuales incluyen la creación de comités en los que participan miembros de toda la comunidad educativa.

¿Qué sigue?

Se espera que en las próximas semanas se evidencien más casos de colegios y secretarías de educación que pongan en marcha más pilotos de alternancia.

Sin embargo, dado que el año escolar está cerca de terminar, las instituciones y entidades territoriales restantes tendrán el periodo de vacaciones de fin de año para realizar las adecuaciones pertinentes para volver a las aulas.

Esto siguiendo teniendo en cuenta las consideraciones de la ministra Angulo, quien en una pasada entrevista le dijo a EL TIEMPO que la alternancia sería el mecanismo con el que se realizarán las clases durante 2021 y que se mantendrían así hasta nuevas disposiciones del Ministerio de Salud.

En esto es importante tener en cuenta que la restricción de realizar actividades académicas totalmente presenciales se mantendrá hasta que las condiciones sanitarias lo permitan, lo que quiere decir que lo más probable es que permanezcan hasta que haya vacuna contra la covid-19 y que se surta el proceso de inmunización.

De igual manera, y avanzando con la alternancia, la ministra dio a conocer que se dará prioridad a instituciones ubicadas en zonas rurales y rurales dispersas, las cuales representan el 55 por ciento de las sedes de colegios públicos y privados del país.

El trabajo en estas sedes también se priorizará porque, en promedio, las instituciones de este tipo cuenta con menos de 50 estudiantes. Esto facilitaría, entre otras cosas, cumplir con medidas como el distanciamiento social.

Otra razón es que los estudiantes de colegios rurales cuentan con mayores problemas de conectividad, por lo que se busca fortalecer su proceso educativo con el regreso a los salones, que seguirá siendo semipresencial.

Problemas de aprendizaje en la pandemia

Expertos nacionales e internacionales concuerdan en que la pandemia causó graves problemas en el proceso educativo de los niños. De hecho, organizaciones como la Unesco y la Unicef han calificado la situación como una “catástrofe generacional”.

Ante esto el Icfes lanzó la estrategia Evaluar para Avanzar, que se trata de herramientas que podrán ser utilizadas por todos los docentes de educación primaria, básica y media para hacer seguimiento al proceso educativo de cada estudiante y así hacer los refuerzos necesarios.

“Es un material y un punto de partida para poder desarrollar diferentes estrategias pedagógicas y de análisis. Esta información ayudará a fortalecer los aprendizajes que pudieron verse afectados en época de pandemia”, destacó Mónica Ospina Londoño, directora del Icfes.

La plataforma cuenta con contenidos en línea, descargables e imprimibles para evaluar el avance académico de los menores.

Pide ayuda si es necesario

Puede que en algún momento no entendamos un determinado tema, lección o ejercicio, por lo que estudiar en casa no significa que tengamos que resolverlo todo solos. En estos casos, lo mejor es comunicarse con un profesor o compañero, que siempre están a la disposición y nos pueden explicar todo de forma más sencilla.

Ve a tu ritmo

Una de las ventajas de la educación virtual es que los estudiantes cuentan con mucha información al alcance y múltiples formatos que les permiten interactuar de muchas maneras. Internet nos permite encontrar videos, podcast, libros, imágenes que se pueden consumir de muchas formas, por eso hay que aprovecharlas para complementar nuestro aprendizaje en las clases y hasta aportar cosas nuevas a nuestra clase y compañeros. Además contamos con la posibilidad de pausar, retroceder y repetir las veces que sea necesario.

Tómate tiempos fuera de la pantalla

La virtualidad nos exige pasar mucho tiempo frente al computador, sin embargo también es necesario alejarse un rato para poder procesar y asimilar la información que hemos aprendido. Ya sea sentarse a disfrutar de un café, jugar con tu mascota, realizar actividad física, tomar una ducha, leer tu libro favorito o llamar a un amigo o ser querido puede ser más enriquecedor de lo que crees y complementará tu proceso de aprendizaje a través de la socialización.